Salud extrema: Entrevista a Mario Luna (Psicología del Éxito)
4

Salud Extrema: Entrevista a Mario Luna (Psicología del Éxito)

¿Habías oído hablar del concepto de Salud Extrema?

Puede que en la entrevista de la semana pasada con Marcos de Fitness Revolucionario, Dani de Entrena Salud y Guillermo de Salud Estratégica te hayas hecho una idea. En el caso de que no la hayas leído todavía aquí te dejo un enlace. Mucha calidad en esas líneas.

Y ahora, como ya te había adelantado, hoy te traigo la segunda parte. Las respuestas de Mario Luna y su concepto de Salud Extrema.

salud extrema

Mario es el autor del libro Psicología del Éxito (entre muchos otros), con más de 1000 páginas de material exquisito, cuyo prólogo fue escrito por Jorge Lorenzo, campeón del mundo de Moto GP. Casi nada.

 

Al final de la entrevista te dejo las últimas novedades respecto a sus canales de youtube para que puedas  conocer más sobre su material.

Ahora, te dejo con Mario.

Agárrate fuerte, que lo que vas a aprender es de lo que no se enseña en los colegios ni en las universidades 😉

 

1.- ¿Cuál crees que es el principal problema por el cual una persona deja una dieta/rutina de entreno?

Mario: Desde mi experiencia, veo dos causas sobre todo:

1. Resultados pobres
2. Proceso mentalmente extenuante o poco gratificante.

El primer punto implica que, si te propones mejorar tu salud a través del ejercicio y la dieta, has de plantearte de inmediato qué puedes hacer para que desde el principio empieces a experimentar resultados tangibles, aun cuando éstos al principio sólo sean una sensación mayor de bienestar o un aumento de la energía diaria.

El segundo punto te anima a ser muy realista, descarnadamente honesto contigo mismo mismo y preguntarte cómo vas a hacer dicho hábito sostenible en el tiempo, porque a menudo establecemos programas o dietas que no nos gustan, nos consumen demasiado tiempo o energía y, a la larga, vamos a ser incapaces de mantenerlas.

Por eso, si por ejemplo vas a hacer ejercicio, lo primero que deberías preguntarte (mucho más que qué ejercicio es el mejor o el más de moda) es qué clase de ejercicio puedes incorporar en tu día a día con la mínima inversión de tiempo y energía emocional. Y sí, recalco “energía emocional” o “energía mental” (o “ganasolina”, como la llamo en mi libro Psicología del Éxito) porque a menudo hay planes dietéticos o de ejercicio que nos desgastan más simplemente porque no nos gustan o implican una “ceremonia” demasiado compleja.

[bctt tweet=”Cómo digo siempre: “la acción supera a la perfección” o “el mejor tipo de ejercicio, es el que haces”.”]

Y te pondré mi propio ejemplo: últimamente, la elíptica está muy poco de moda y es bastante “atacada” por los expertos de la corriente en que me muevo. Pues bien, yo tengo una preciosa elíptica en mi casa en un cuarto acondicionado para disfrutar de cada sesión y que llamo “el templo”.

El caso es que usarla apenas me consume tiempo o ganasolina, ya que simplemente me subo a ella (sin desplazarme, preparar bolsas, comida, barras con peso, etc.), empiezo muy suave mientras veo algún contenido audiovisual que me interesa en la tableta y cuando me quiero dar cuenta han pasado 50 minutos y mi ropa está empapada de sudor. De forma muy natural y sin forzar nada, mi cuerpo ha ganado inercia y, el ejercicio, intensidad.

Quizás no sea capaz de salir, digamos, a correr o de mover hierro todos los días, o si lo hiciese invertiría demasiado tiempo o ganasolina que sustraería de otras tareas, pero en cambio sí me veo haciendo eso indefinidamente y, lo más importante… ¡casi sin darme cuenta!

Tampoco siento que esté robándole tiempo a otra actividad, ya que la elíptica me permite desde trabajar usando la tecnología moderna y apps de dictado, hasta reciclarme leyendo o consumiendo contenidos audiovisuales que necesito, pasando por simplemente ver algo en la tableta que me apetece mucho.

Con la dieta aplico el mismo principio y, cuando una idea resulta aparatosa, rara vez me intereso por ella por “buena” o “saludable” que sea.

Resumiendo este punto, la pregunta del millón es: ¿qué puedo hacer para que ejercitarme me apetezca más y más a lo largo del tiempo?

 

2.- ¿Qué opinas del nutricionismo? (Tal como lo describe Michael Pollan en su libro ‘In Defense of Food’: Ideología en la que se valoran más los nutrientes conocidos en un alimento, que el alimento en sí, permitiendo desgracias como por ejemplo, la margarina).

¿No crees que hoy en día nos centramos demasiado en la cantidad de nutrientes de un alimento en vez de en la calidad del propio alimento (lo que permite a productos procesados parecer más sanos que la comida de verdad?

Mario: El de la margarina me parece un ejemplo excelente de cómo la industria trata de vendernos alguna clase de basura como “lo más saludable”. En este caso, la desvergüenza no tiene límite, ya que hablamos de grasas hidrogenadas que dan lugar a las ultra perjudiciales “grasas trans” y sobre cuyo peligro no sólo no se nos ha advertido durante años, sino que además se nos ha recomendado (¡por organismos e instituciones oficiales!) como sustituto de grasas que sí eran sanas y necesarias.

Francamente, creo que el problema va mucho más allá del “nutricionismo”, pues aunque estoy de acuerdo en que un alimento es mucho más que sus nutrientes (como, por ejemplo, el modo sinérgico en el que dichos nutrientes u otros elementos se presentan en la “comida real”, la cantidad de toxinas o agentes químicos poco saludables que pueda contener un producto o sus efectos sobre beneficiosos o nocivos para la microbiota), muchas de las porquerías que se nos venden como saludables son en realidad nutricionalmente muy pobres.

De hecho, uno de los mayores problemas que tiene la alimentación moderna es la de consistir sobre todo en “comida inerte” (calorías vacías).

Por ejemplo un fabricante de, digamos, galletas, puede aferrarse a un único nutriente o propiedad que esté de moda (“ricas en fibra” o “enriquecido con vitaminas y hierro”) o a la ausencia de otro “villano” (“sin azúcar añadido”, “bajas en grasa” o “sin colesterol”) para hacer apología del mismo, cuando en realidad dicho alimento puede contener todo tipo de elementos perjudiciales y nada o muy poco de lo que tu cuerpo necesita.
En consecuencia, más de un consumidor puede estar pensando que cuida de su salud porque desayuna leche desnatada con galletas light, cuando lo cierto es que no sólo está envenenando su cuerpo, sino que además lo está desnutriendo seriamente.

 

3.- ¿Cuál es tu motivación a la hora de elegir comer sano, hacer ejercicio y mantener un estilo de vida saludable? ¿Crees que la gente no ve más allá de su objetivo final (cuerpo bonito)?

Mario: Te voy a decir algo que no es políticamente correcto ni está de moda:

La apariencia importa.

Además, la dicotomía salud o belleza me parece más falsa que una moneda de tres caras. Y dañina. Me explico.

A la hora de la verdad, esa persona que critica “el cuerpo 10”, o bien desearía tenerlo, o bien le atraen las personas que lo tienen, o bien hace un esfuerzo enorme para mantener a raya su tendencia natural (y genéticamente programada) a admirar esos rasgos.

O todas esas cosas a la vez.

De nuevo, está muy de moda decir: “yo no persigo la estética, sino el bienestar y la salud.” El problema es que esta clase de afirmaciones no sólo son hipócritas, sino erróneas.
Por un lado, acercarte a lo que yo llamo “salud extrema” por lo general va a mejorar tu apariencia y hacerte más sexy.

A veces estas mejoras son muy obvias y espectaculares cuando hablamos de proporciones, índice de grasa corporal, masa muscular, etc. Otras, en cambio, son más sutiles: un mayor tono muscular, equilibrio hormonal y mejor sistema inmune (que se refleja incluso en tu olor, pudiendo hacerlo más atractivo), piel más atractiva, blanco del ojo, ausencia de síntomas inflamatorios típicos que nos afean sin que nos demos cuenta…
La cuestión es que, invariablemente (y salvo excepciones que mencionaré a continuación), una mayor salud desemboca en una mayor belleza. ¿Y?

¿Debemos ser unos mojigatos y fingir que no nos afecta vernos en el espejo? Podemos cacarearlo de puertas para afuera, pero de puertas para adentro no sólo nos importa (y mucho), sino que me atrevería a decir que verte guapo o guapa puede tener un efecto placebo para tu salud. Y viceversa.

Porque… ¿qué le estás comunicando a tu mente subconsciente cuando te miras al espejo y te encuentras una imagen radiante de ti mismo? ¿Y qué conclusiones saca ella cuando lo que tienes frente a ti es alguien decrépito y decadente? ¿De verdad vamos a creer que tomarte una pildorita azul puede tener un efecto positivo sobre nuestra salud y que en cambio verte bien o mal no va a su vez a tener un efecto placebo o nocebo sobre ésta?

Pero volviendo a la motivación, si la pregunta es “con qué motivarte”, la respuesta es: “con todo lo que puedas”.

Si verte guapo o guapa te motiva, adelante. Yo hay días que me arreglo sólo porque sé que así me apetecerá más ir al gimnasio. Si voy a entrenar con gente, esto es obvio. Pero, incluso si estoy entrenando solo en casa, gustarme en el espejo va a ser un incentivo adicional para seguir luchando por ese sueño de la salud extrema.
¿Y? Si te hace mover el culo, bienvenido sea.

Aclarado esto, también es importante señalar que, si bien la salud implica belleza, la belleza no siempre implica salud. Por eso, es importante buscar la belleza desde la salud o a través de la salud, y no a costa de ésta. Porque es cuando cruzamos esta línea que empezamos a meter la pata a fondo. Piensa en esteroides, implantes, liposucciones, rayos uva, reducciones de estómago, cirugía plástica y todas esas barbaridades que la gente llega a cometer por mejorar su estética.

Moraleja: perseguir la estética está bien siempre que se trate de una estética natural, ya que ésta suele ir asociada a la salud. Tu objetivo ha de ser gustarte sin ayudas artificiales ni maquillaje, porque entonces seguramente (y a menos que tengas un trastorno psicológico que deforme tu criterio) estarás en el buen camino.
Pero, por supuesto, que no descarte la estética como fuente de motivación tampoco quiere decir que debamos limitarnos a ella.

A fin de cuentas, los mayores beneficios de una vida saludable no es la apariencia, por mucho que ésta se vea mejorada: son una salud vibrante y unos niveles de energía que te permitirán acometer proyectos que de otra forma te parecerían imposibles. Y eso por no hablar del optimismo, el filtro mental positivo y la resiliencia emocional que promueve una salud robusta.

También debemos recordarnos que ciertos tipos de ejercicio y prácticas (como el ayuno intermitente) promueven la neurogénesis (formación de nuevas neuronas), por lo que el ejercicio nos hace literalmente más inteligentes en todos los aspectos: no sólo a la hora de resolver ecuaciones de tercer grado, sino también de tomar mejores decisiones en nuestro día a día o de gestionar mejor nuestra relación con otras personas.

Dicho de otra forma, el órgano que más se beneficia del ejercicio y un estilo de vida saludable probablemente sea el cerebro. Y la gente, al caer en la falsa dicotomía cuerpo/mente, olvida a menudo que las emociones se gestionan desde este órgano y que dicho órgano es parte de nuestro cuerpo.

A mí, personalmente, y a diferencia de muchos “deportistas” que veo, pocas cosas me motivan más a la hora de llevar un estilo de vida saludable que cuidar de mi cerebro, con todo lo que esto implica: mejores decisiones, equilibrio y paz mental, actitud positiva, felicidad, resiliencia… y, por supuesto, mayor prevención de enfermedades neurodegenerativas.

Pero, resumiendo…  ¿qué me motiva a mí?

Todo. Si soy inteligente, cualquier beneficio que tenga un estilo de vida saludable, lo usaré como fuente de motivación. Y si —ya sea por pudor, gazmoñería o ignorancia— dejo alguno fuera de la ecuación, lo único que hago es limitarme.

 

4.- ¿Cuál consideras la mayor atrocidad alimentaria de hoy en día? ¿Legislaciones, anuncios TV, falta de interés de los consumidores para informarse adecuadamente, patrocinios…?

Mario: Para mí, la mayor atrocidad es hasta qué punto las fuentes “oficiales” nos desinforman y la cantidad de ciencia sesgada que generan las industrias alimentaria y farmacéutica. Y, del mismo modo que ahora recordamos asombrados cómo la inquisición nos inculcaba que la Tierra era plana, o más recientemente cómo las tabacaleras usaban a los médicos en sus anuncios y usaron una y otra vez expresiones del tipo: “falta de evidencia científica de que el tabaco sea perjudicial”, creo que en unas décadas nos maravillaremos de hasta qué punto han sido aceptados ciertos dogmas que sirven únicamente a algunos intereses económicos.

Creo que este periodo pasará a la historia como la etapa de mayor confusión con respecto a la ciencia de la salud vivida por el ser humano pese a todos los medios con los que contamos.

Por cierto, ya que lo mencionas (y haciendo un poco de autocrítica): creo que gran parte de la responsabilidad es de los consumidores por no ejercer nuestro poder. 

Se habla mucho de política y de democracia, pero se nos olvida o no queremos entender que actualmente nuestra mayor influencia no la ejercemos con nuestro voto, sino con lo que consumimos.

 

5.- Si pudieras desterrar para siempre un mito alimentario, especialmente para la gente que tiene pocos conocimientos sobre alimentación, y quiere empezar a tener bajo control este aspecto de su vida, ¿cuál sería?

Mario: El mito de contar calorías y obcecarse con los macronutrientes en lugar de prestar mucha más atención a la calidad de los alimentos y a los micronutrientes no está nada mal.

[bctt tweet=”Como suele decir Mike Dolce: no cuentes calorías, haz que las calorías cuenten.”]

También me gustan mucho las dietas milagro. Esas en que te centras en suprimir cierto tipo de alimentos o en ceñirte a unos pocos durante x periodo de tiempo para perder peso y que sólo logran efectos rebote y desequilibrios metabólicos a largo plazo.

Pero si tuviese que darle un único consejo a alguien que no tiene ni idea de nutrición, sería este: no comas nada procesado. Si ha sido modificado por la mano del hombre, deséchalo.

Es un poco radical y puede dejar de aplicarse a medida que nuestro conocimiento aumenta, pero creo que simplemente aplicando este principio un porcentaje altísimo de los problemas actuales irían desapareciendo. Desde luego, simplemente haciendo eso creo que el 90% de la población se alimentaría mejor de lo que lo hace.

*****

*****

Pues estas son las respuestas de Mario. Verdades como puños y consejos muy aplicables a tu vida. Vamos, la esencia de lo que quiero transmitirte con el blog.

Lo cierto es que es un lujo tener a invitados así, que aporten un punto de vista diferente a la mayoría y con un concepto de salud tan enfocado al éxito integral.

Espero que hayas aprendido mucho con esta entrevista, y lo más importante, que apliques lo aprendido.

Y compártelo también con tus amigos, que se lo merecen 😉 Haz click en este cuadro para compartir.

[bctt tweet=”Lo que nunca te han dicho sobre tu salud. Me ha encantado la entrevista de @tuvidasindietas a @mariolunasc”]

*****

Si quieres descubrir todo el material de Mario te aconsejo que te suscribas a sus canales de youtube.

Para todo lo relacionado con salud ve a este canal. (donde unifica sus canales Cuerpo G y Dieta Paleolítica).

Si quieres interiorizar la mentalidad de los más grandes, en este canal tendrás todo lo relacinado con la Psicología del Éxito

Y si quieres consejos sobre amor, relaciones sociales y seducción, lo encontrarás todo aquí: Amor y Relaciones.

 

*****

*****

Y no te olvides de conseguir tu plantilla Anti-Atracones y tu mini-guía para cubrirla, y evita que un inocente viaje a la nevera, se acabe convirtiendo en el banquete de fin de año

Consíguela GRATIS aquí: http://tuvidasindietas.com/gratis/

*****

 

Este lunes nos leemos de nuevo con:

  1. La importancia del Kaizen en la alimentación (y los 2 errores que debes evitar).

¡A disfrutar!

0
Shares
Click Here to Leave a Comment Below 4 comments
Luis - last year

Me pareció excelente esta entrevista con Mario tiene mucho de que aprender

Reply
    Jose Otero - last year

    Me alegro que te haya gustado Luis!
    Espero que puedas aplicar a tu propia vida algunas de las ideas comentadas, que de eso se trata 😉

    Un abrazo!

    Reply
Roberto - last year

Me encantó esta entrevista, mucho aporte de calidad.

Reply
    Jose Otero - last year

    Genial Roberto! Material de primera es lo que quiero ofrecer en el blog, y con invitados así, la calidad está asegurada 😉
    Espero que nos sigamos viendo por aquí.

    Abrazo!

    Reply

Leave a Reply: