La fruta engorda, solo si…

la fruta engorda

Empezaremos esta nueva etapa del blog con una serie de respuestas cortas, claras y al grano respondiendo a las preguntas que algunos de vosotros me habéis enviado por correo.
Y la primera de todas fue la típica duda de si la fruta engorda.

Un clásico.
Vamos por puntos.

* La fruta no engorda, el chocolate no engorda, los cacahuetes no engordan, y los hidratos no engordan; el que engorda eres tú.

Eso es lo primero.
Y empiezo con una respuesta absurda por lo evidente que resulta, ya que la pregunta de 'si la fruta, los frutos secos o los hidratos engordan', está mal planteada.

Empezando con lo básico, de que somos nosotros los que engordamos, no el alimento;
damos paso a la segunda parte de la respuesta (la útil).

   

Entonces... la fruta engorda? Depende...

depende

* Como buen gallego; a la pregunta '¿La fruta engorda?te respondo: Depende.

Depende de cuánta fruta tomes.

Si tomas una cantidad de fruta equivalente a 3500 calorías al día , la respuesta es SÍ.
Vas a engordar.
Pero no porque estés tomando fruta;  sino por el hecho de que estás tomando más calorías de las que deberías; y al final, todo se reduce a cuántas calorías tomas.

¿Cómo de factible ves los siguientes casos?

- Tomarte 39 plátanos al día

- Comerte 74 naranjas al día.

- Zamparte 67 manzanas en al día.

manzanas engordan

No sé tú, pero yo lo veo una hazaña titánica. Estas cantidades serían las equivalentes a las 3.500 calorías del ejemplo. Como ves; imposible.

De nuevo. Es volver a lo absurdo, pero es la forma más fácil de recordarlo.
Cada fruta lo único que tiene son X calorías, por lo general MUY POCAS, así que debe ser el último grupo de alimentos que debería preocuparte (con permiso de las verduras).

Nunca dejes de tomar fruta para tratar de perder peso.

  

El origen de esta duda: El Azúcar

La origen de la pregunta: '¿La fruta engorda?' está muy claro.
La pregunta que en realidad la gente se hace es esta: '¿El azúcar de la fruta engorda?

Y sí, el azúcar te pone las cosas muy fáciles para engordar.
Tiene un sabor muy adictivo,  además se digiere y se absorbe muy rápido; pero precisamente las frutas NO son el problema.

El azúcar de las frutas, se le puede llamar AZÚCAR BUENO.

¿Por qué?

Porque va acompañado de:

-Fibra: Hace que la digestión sea más lenta y tardarás más tiempo en tener hambre.

- Vitaminas y Minerales.

   

CONCLUSIÓN:

Si te cuesta bajar de peso, tu problema no son las frutas. Garantizado.
Habrá muchos otros factores, como la cantidad de cereales ,  alimentos procesados que tomes, el poco ejercicio que hagas ... etc, pero culpar a las frutas no tiene ni pies ni cabeza.

Puedes tomar 3, 4, 5 frutas al día. Por supuesto.

Es más, DEBERÍAS tomarlas.

Ahora bien; si el azúcar de las frutas no es malo... ¿qué pasa con las frutas grasas? 
En el próximo post hablaremos una fruta con fieles admiradores y detractores por partes iguales: El aguacate.
¿Está justificada su admiración? ¿Y su odio?

2017-11-02T18:09:34+00:00
  • Totalmente de acuerdo.
    Hay tanta historia en estos momentos con el tema de los hidratos de carbono que hasta con la fruta hay dudas.
    Y es cierto que que la investigación indica que las hasta ahora demonizadas grasas no van a ser las que tienen la culpa de la epidemia de sobrepeso.
    Que los hidratos hacen que salga la insulina, y cuando la insulina sale a pastar, aparece la grasa en nuestro cuerpo. Esto con matices. ¡Qué malo es simplificar en este terreno de la alimentacón!
    Pero como dices, la fruta no engorda, ni los macarrones, ni la tarta de chocolate.
    Hay que observarse, y observar cómo reacciona tu cuerpo.
    A lo mejor un chavalote de 20 años aficionado al deporte puede comerse un plato de macarrones hasta arriba, y no engorda. Pues adelante.
    Pero yo a mis “taitantos” sí he notado que me conviene moderarme con los hidratos. Pues a ello también.
    Mira a ver lo que comes, y mira un poco para la báscula ( sin obsesiones ), y ya tienes la respuesta que necesitas.

    Gracias por la sensatez Jose.

    • Exacto.
      Al fin y al cabo, la clave es el autoconocimiento.
      Si no sabemos lo que nos viene bien a cada uno, mal vamos.

      Y el tema de hablar de nutrientes también es un problema gordo. Deberíamos hablar más de ALIMENTOS.
      Sería todo mucho más simple.