Cardio o HIIT. El debate CERRADO (por fin).
7

¿Evolucionamos para Hacer Cardio o HIIT? DEBATE CERRADO.

La historia del cuerpo humano. cardio o hiit

A finales de la semana pasada he disfrutado de una de las lecturas más agradables y educativas en bastante tiempo.

El libro en cuestión es: ‘The Story of the Human Body‘ (La historia del cuerpo humano), de Daniel Lieberman, que entre otras muchas funciones es profesor en la universidad de Harvard. Totalmente aconsejable

Bien, vayamos al grano. Empezamos.

 

¿Por qué empezamos a caminar erguidos?

Empecemos por cuando nos convertimos en seres que caminábamos erguidos (bípedos). Gracias a ello tuvimos la ventaja de que liberamos las manos para realizar otras tareas que otros animales no podían.

como evitar los atracones

Antes de seguir con el post...

... si te gusta lo que estás leyendo, cuando termines de leer el post,
pon tu nombre y tu correo para  que te avise personalmente
cada vez que publique un post como este.

Además, te enviaré ahora mismo esta plantilla Anti-Atracones, (también te enviaré la mini-guía para que puedas cubrirla ;)

A pesar de que se cree que este fue el punto en el que el hombre empezó a utilizar herramientas para cazar, esto no es cierto del todo. Esto ocurriría más adelante. (Los australopithecus que tenían liberadas las manos, si que utilizaban piedras y palos como ayuda para conseguir alimentos). Estudio.

Para lo que sirvieron en un principio las manos era para cavar. Sí, para cavar cuando aún eramos más monos que personas, ya que debido a los cambios climáticos de la época las frutas escaseaban (que era gran parte de la dieta de nuestros antepasados en esa época, hace más de 3 millones de años).

Cavábamos para conseguir raíces, tubérculos incluso termitas.

Mucha gente afirma que el momento en el que nuestros antepasados empezaron a caminar erguidos, fue el momento en el que empezamos a cazar animales.

Como hemos visto, resulta que no.

Además:

La lanza no se inventó hasta hace unos 500.000 años.

El arco y la flecha no se inventaron hasta hace unos 100.000 años.

El fuego no fue descubierto hace al menos 800.000 años.

 

El caso es que Lieberman afirma, que la evolución en general, y concretamente el bipedalismo, es fruto de la casualidad. No es que empezaramos a caminar erguidos para liberar las manos con el objetivo de fabricar herramientas y cazar. No. El cerebro de nuestros antepasados todavía era muy pequeño y muy simple como para algo así.

Nos hicimos bípedos, debido a los cambios climáticos de la época, a la escasez de frutas y a la necesidad de desplazarse largas distancias (Con un gasto de un 75% menos de calorías en comparación con los chimpancés).

Es decir, reaccionamos al entorno.Y aprendimos a utilizar las manos, por la necesidad de cavar para encontrar comida.

La evolución biológica es aleatoria. No tiene un objetivo definido. Aunque nos guste pensar que sí lo tiene.

Sin esos cambios climáticos de los que hablo no hubieran ocurrido, no nos habríamos visto forzados a caminar sobre dos patas.

”Nuestras existencia aquí y ahora es el resultado de muchos lanzamientos de dados”. Daniel Lieberman

 

El caso es que la escasez de comida, la baja calidad de esta y la gran cantidad de tiempo necesario para masticarla y digerirla, no era ni mucho menos eficiente.

Posteriormente a esta etapa, surgirían, por fin, los tan famosos (redoble de tambores) cazadores-recolectores.

Llegaba a la tierra el Homo Erectus, hace unos 2.000.000 de años.

El homo erectus, se puede considerar el primer homínido, de hecho de cuello para abajo, es muy similar a nosotros.

Además tiene un cerebro notoriamente más grande que los Australopithecus y los dientes bastante más pequeños.

paleodieta. cardio o hiit .evolucion

El homo erecuts se caracteriza por 4 acciones clave:

 

* Recolectar plantas.

* Cazar animales.

* Cooperar los unos con los otros.

* Procesar comida.

 

Estas cuatro novedades (a excepción de la primera, que ya se hacía previamente) fueron unos cambios importantísimos para encaminarnos a lo que somos hoy en día.

Ahora bien. Vamos a lo clave.

La caza.

 

¿Cómo cazaban los cazadores-recolectores? ¿Estamos adapatados para correr grandes distancias?

Tras las evoluciones de los últimos miles de años, el homo erectus, disponía de largas piernas, lo que le convertía en un magnífico ‘caminante’.

Ahora bien, el hecho de andar erguido es muy útil como ya hemos dicho, el problema es que el bipedalismo nos convierte en unos pésimos sprinters. Éramos (somos) los peores velocistas de la selva.

Aquí es un buen momento para pararse a pensar.

Teniendo en cuenta de que somos los animales más lentos ahí fuera (si excluímos al caracol, el cual no conlleva mucho peligro), ¿hemos evolucionado realmente para ejercicios tipo HIIT?

Obviamente, como mecanismo de defensa, sprintar es algo instintivo. Si un dientes de sable viene a por ti, te meterás el sprint de tu vida. Ahora bien, ¿sirve de algo teniendo en cuenta que corre el doble de rápido que tú y puede aguantar sprintando más que tú? Si corres más que el vecino, probablemente. ¿Depender de no ser más lento que el de al lado, te serviría a largo plazo? Puede que sí, o puede que no.

¿Que sprintar era necesario? Sí. ¿Que fuera útil? Como digo. A veces si, otras no tanto.

A modo de ataque tampoco parece muy eficiente la verdad. Si existieran lanzas, flechas y armas arrojadizas aún podría tener sentido, pero como se ha demostrado, estas herramientas todavía no habían sido inventadas.

 

Visto lo poco práctico que parece sprintar (aunque necesario), el homo erectus, debía de poner en práctica alguna técnica de caza que le pusiera en ventaja ante sus más rápidos y más fuertes adversarios.

Y esto es la ‘caza de persistencia‘, algo que todavía se realiza hoy en día, como podéis ver en este vídeo de la BBC.

 

La caza por persistencia consiste en perseguir a la presa a un ritmo de trote (preferiblemente en horas de máximo calor), hasta que esta se agote y acabe desplomada.

¿Era (es) esto efectivo?

Sí.

Estas son las razones:

Como vimos, contamos con piernas largas y tendones que biomecanicamente nos favorecían al caminar y al correr.

Pero esto no es suficiente, y aquí viene el factor diferencial:

La termorregularción.

Primero: Al estar en posición vertical, absorbemos mucho menos calor ya que exponemos menos superficie directa al sol en su momento de máxima radiación (estudio), sin embargo los cuadrúpedos, no gozan de esta ventaja.

Además de eso, los humanos podemos correr a velocidades que fuerza a los animales salvajes a pasar del trote al galope. ¿Y por qué es esto importante? Porque los humanos nos enfriamos sudando y los animales de cuatro patas se enfrían jadeando (con la lengua fuera), lo cual no pueden hacer cuando galopan.

Por ello a pesar de que practicamente cualquier animal digno de ser cazado puede galopar más rápido de lo que cualquier humano puede sprintar, el animal necesitará realizar descansos en su galopada para enfríar su cuerpo (cosa importante en el medio de África, que era donde estos antepasados nuestros habitaban).

Por tanto el hecho de caminar erguidos, contar con millones de glándulas sudorípadas y poco vello hace que seamos una especie preparada para correr largas distancias (estudio).

cardio o hiit . nacidos para correr

 

 

 

 

De hecho, como dice Lieberman en el libro, cuesta la misma energía correr 5 millas a una velocidad de 7 millas/hora que a 10 millas/h, lo que deja bastante claro, por lo menos a mi, que correr es una actividad bastante eficiente en términos de supervivencia.

Por si esto fuera poco, hay más adaptaciones exclusivas para el trote, como el arco del pie, que no es necesario para andar, pero sí hace que correr sea un 17% más eficiente.

Otras adaptaciones de importancia y exclusivas para mejorar la forma en que corremos, son el canal semicircular del oído interno y el ligamento nucal, los pies más pequeños y el agrandamiento del glúteo (que se agrandó de forma considerable por primera vez en el homo erectus). Hay que tener en cuenta que los glúteos también se ven implicados al trepar y al sprintar, acciones que ya realizaban los Australopithecus, por tanto cabe entender que ese agrandamiento vino dado por una nueva necesidad: Correr.

Para cerrar el tema del aeróbico, os dejo un vídeo de Mario Luna comentando unos beneficios del cardio de los que se habla poco y me han parecido muy interesantes:

Realmente el libro sigue contando una información interesantísima sobre el homo erectus y como esta especie tiene ‘culpa’ de como somos hoy en día. El procesamiento de comida, la comunicación, el trabajo en equipo, compartir comida y rescursos… la verdad es que es algo fascinante, pero ahora no viene al caso. Ya habrá tiempo para hablar de ello más adelante.

Ahora vamos con la conclusión de lo dicho hasta ahora y mi opinión de todo esto:

******

******

 

¿Para qué actividades estamos realmente adaptados?

¿Estamos adaptados para correr, como algunos dicen? Eso parece.

¿O estamos adaptados para andar y sprintar, como otros dicen? También lo parece.

El caso es que cada uno barre para casa. El sesgo de la confirmación.

Los runners, dirán que hemos evolucionado para correr grandes distancias, y los paleos dirán que hemos evolucionado para andar largas distancias y realizar intervalos cortos de muy alta intensidad (lo que hoy conocemos como HIIT).

Luego está la gente que opina que como seres humanos, hemos evolucionado para hacer cualquiera de estas 3 opciones. En la que yo me incluyo.

Fíjate en la natación. No hay indicadores de que nadar haya sido necesario desde un punto de vista de supervivencia, y aún así no hay ningún problema por ir al mar a dar unas brazadas.

Lo que yo me pregunto, y te pregunto es:

¿El hecho de que nuestros antepasados hayan necesitado para su supervivencia realizar una actividad concreta, la hace más válida hoy en día que otra que no haya sido necesaria?

Lo dudo mucho la verdad.

Fíjate en este ejemplo del libro ‘The Selfish Gene‘ escrito por otra eminencia de la biología evolutiva, Richard Dawkins.

Un hombre que engaña a su mujer con otra y tenga hijos con ambas, tiene el doble de posibilidades de que sus genes sobrevivan sobre el hombre que es fiel. Es feo. Pero somos así.

Puedes ver un resumen genial del libro aquí (en inglés):

Lo que dice Dawkins, basicamente, es que las personas somos unos vehículos para nuestros genes. Y los genes que sobrevivirán son los que llama ‘genes egoístas’. Genes que nos impulsan a hacer acciones que les favorezcan su superviviencia. (Los genes no entienden de moralidad).

‘Si hay un gen que no es egoísta, este gen desaparecerá. Los genes que promueven la infidelidad seguirán adelante, y los genes que no la promueven, se extinguirán.” -Richard Dawkins

 

Entiendo que habrá mucha gente que no esté de acuerdo con esto, o que simplemente no quiera aceptarlo. Pero es la realidad. Guste o no, lo es.

De todas formas, ahora viene lo bueno. Dawkins afirma, que como seres humanos, somos la ÚNICA especie que tiene la posibilidad (y el deber) de actuar en contra de sus instintos.

Es decir, a pesar de que ser infieles o robar comida de otra familia para la nuestra, sea lo más ‘rentable’ en términos de supervivencia, tenemos la capacidad para no hacerlo.

Bien, una vez aclarado el concepto del gen egoísta, muy clave para poder entender claramente lo que viene ahora, vamos con la frase demoledora de Lieberman:

”No evolucionamos para estar sanos, sin embargo hemos sido seleccionados para tener el mayor número de descendencia posible ante diversas y desafiantes situaciones”.

 

¿Qué quiere decir esto?

Que no estamos ‘programados’ para tomar decisones en beneficio de  nuestra salud, simplemente estamos programados para tomar decisiones  que nos ayuden sobrevivir y dejar descendencia.

El caso es que hoy en día, vivimos en un ENTORNO MUY DIFERENTE al de hace 2 millones de años, cuando apareció el homo erectus. Ahora hay una ABUNDANCIA de comida brutal, al menos en los países desarrollados, tenemos medicamentos, calefacción, no hay animales salvajes por la calle, las enfermedades infecciosas apenas suponen problemas serios a nivel poblacional y un largo etcétera; mientras que hace 2 millones de años, había una ESCASEZ importante de comida y una cantidad de peligros enormes (animales salvajes, enfermedades mortales que están muy controladas hoy en día…)

Es decir, no todo lo que valía hace 2 millones de años, vale ahora. El ENTORNO es muy diferente.

Igual que el homo erectus, no trepaba árboles por el hecho de que los australopitecus lo hicieran, nosotros no tenemos que hacer lo mismo que los paleolíticos. Simplemente, cada época requiero sus adaptaciones. Con sus pros y sus contras.

Como considero tan importante entender ‘La teoría del mismatch’ (cómo el ser humano (biología) ha cambiado muy poco en comparación con el entorno en el que vive (cultura)), dedicaré un futuro post entero a hablar de ella.

Mucho cambio cultural, y poco cambio biológico.

 

¿Cuál es el reto al que nos enfrentamos?

Nos enfrentamos al reto de ELEGIR EN UN ENTORNO DE ABUNDANCIA.

Un entorno de abundancia que no se había dado en toda la historia. Y eso, si no sabemos manejarlo, es un problema. De los gordos.

Lieberman, continúa su frase demoledora anterior con:

”Nunca hemos evolucionado para hacer elecciones racionales sobre qué comer o sobre cómo ejercitarnos en un entorno de abundancia y confort”

 

Esta frase es la bomba.

Aquí está el problema.

Como decía antes, evolucionamos para sobrevivir.

Hace 2 millones de años, si eras un joven obeso y no podías correr te comían,  y tu genes no sobrevivirían ya que no dejarías descendencia.

Hoy en día, puedes pesar 150 kilos, tener diabetes, una vida sedentaria, 5 dioptrías, llevar una dieta rica en industria, y muy probalemente esto no te suponga ningún problema serio (a nivel de superviviencia) hasta los 50 años o más.

¿Qué quiere decir esto?

Que a pesar de tomar unas decisiones horribles en cuanto a tu salud, llegarás a tu etapa fértil sin problema y podrás tener descendencia, permitiendo a tus genes seguir adelante.

 

Conclusiones:

Como hemos visto, hay pruebas más que suficientes para demostrar que sí hemos evolucionado para correr grandes distancias, al igual que para caminar grandes distancias y al igual que hacer pequeños intervalos de alta intensidad.

Pero, ¿acaso esto importa hoy en día en el entorno que nos encontramos?

Parece que no, ya que hemos llegado a un punto en el que estas actividades no son necesarias para que nuestra especie siga adelante.

Ahora bien, imagina que a mi me gusta salir a correr 15 kilómetros cada día (cosa que no es cierta). Y resulta que me dicen que no es bueno que lo haga, ya que como humanos no estamos adaptados para ello. Me tocaría un poco los huevos la verdad. Ya no porque sea falso, sino porque carece de importancia. Iré a correr o no, en función de si es sano o no, en función de si me divierte o no, en función de mis objetivos, en función del cuerpo que quiera tener y en función del tiempo libre del que disponga.

Correr puede tener sus contras, como cargar las articulaciones, generar corisol etc, pero no me digas que no corra porque no hemos evolucionado para ello, y luego me aconsejes que vaya a nadar argumentando que es más sano; porque perdona que te diga, nadar no fue una adaptación imprescindible para la supervivencia del ser humano.

 

La verdadera utilidad de entender el proceso de la evolución no es copiar lo que hicieron nuestros antepasados en su entorno, sino aprender de ellos para poder afrontar mejor el presente y el futuro en el entorno que nos toque vivir.

Parece lógico pensar que estamos mejor adaptados a lo que se hizo durante más tiempo, como comer carne, frutas y verduras que a comer cereales y leche, que se empezaron a consumir hace tan solo 10.000 años (lo cual desmonta la lamentable pirámide alimentaria acutal, ya no solo a nivel evolutivo, sino también a nivel científico, habiendo cientos de estudios que confirman lo perjudicial que es seguir una dieta basada dicha pirámide); pero de ningún modo esto quiere decir que no sea natural consumir cereales o lácteos. Y ciertamente podemos y debemos aprender mucho de nuestra evolución, pero tampoco debemos tomar información sesgada y simplificada para vender más libros y dar soluciones ‘100% sanas’ alimentariamente hablando, ya que no las hay.

Ahora vamos con ello.

 

La evolución, las dietas y la comida basura.

¿Y qué pasa con la comida basura? ¿Estamos adaptados para comerla? No.

¿Debemos consumirla? Lamentablemente, no importa, ya que como he dicho antes, a nivel evolutivo, la comamos o no, seguiremos teniendo la oportunidad de tener descendencia. A tus genes egoístas no le importa, incluso agradecen toda esa cantidad de azúcar, ya que lo entienden como algo positivo, como algo que te ayudará a sobrevivir, como lo hacía el azúcar hace millones de años, en periodos de escasez.

Es decir, la comida basura no supone un problema a nivel de supervivencia. Y este es un PROBLEMA. Muy bestia además.

Nos vemos obligados a tomar decisiones lógicas en contra de nuestro elefante para poder disfrutar de una vida sana y feliz. Estamos programados para comer azúcar y grasa, ya que nuestros antepasados tenían escasez de comida y en cuanto la conseguían, activaban nuestro sistema de recompensa, cosa que juega en nuestra contra hoy en día, en este entorno de confort y abundancia. De nuevo, la teoría del mismatch. Cambio de cultura y entorno, sin apenas cambios biológicos.

Por no hablar de los potenciadores de sabor y todas las artimañas que utiliza la industraia alimentaria para jugar con con nosotros.

Mientras estamos discutiendo si es mejor comer paleo, o si es mejor hacer HIIT o cardio, si hay que hacer ayuno intermitente, comer 3 o 5 veces al día, o si es bueno tomar fruta después de la comida principal; no nos damos cuenta del problema gordo. Mientras estamos ocupados discutiendo pequeñeces, las grandes compañías (y los gobiernos) nos la están metiendo doblada.

 

¿Existe  la dieta perfecta?

Antes decía que entender la evolución no es copiar lo que nuestros antepasados hacían.

Por ello, debe quedar claro que no existe la dieta perfecta.

¿Existe una dieta mejor que otra?

Depende de lo que entendamos por mejor.

La dieta paleo es válida, la dieta típica de esquimales rica en grasas es válida, la dieta rica en frutas de los trópicos es válida.

De hecho parece que la única dieta para la que no estamos adaptados es la que llevamos hoy en día. La dieta industrial.

Miles de poblaciones han sobrevivido con altos niveles de supervivencia y calidad de vida con cientos de dietas diferentes, lo cual indica que el cuerpo humano es capaz de adaptarse a gran variedad de alimentos y porcentajes de macronutrientes de lo más variado, sin embargo la dieta que  más problemas está causando en la historia de la humanidad es la que llevamos hoy en día en los países desarrollados.

Pro tanto habría que replantearse la pregunta:

¿Existe una dieta peor que otra?

SI. La dieta de los azúcares refinados y las grasas trans. La dieta  que llevamos hoy en día.

¿Cómo luchar contra la comida basura, el sedentarismo y todo lo que nos lleva a vivir una vida menos sana y feliz?

 

Evolución cultural vs Evolución biológica. (Y ya cerrando por hoy).

En estas condiciones de seguridad y confort, ya no es tan importante la evolución biológica, sino la evolución cultural. La educación.

”Las enfermedades del siglo XXI no se transmiten a través de mircroorganismos, se transmiten a través de la ignorancia”.

Esta no es de Dakwins o Lieberman, es mía 😉

 

El caso es que ya no necesitamos sprintar o trepar o correr 40 kilómetros para (a lo mejor) cazar una cebra.

Ya no somos víctimas de enfermedades de transmisión viral o bacteriana  (practicamente).

Somos víctimas de la desinformación, los mitos, el marketing, el relleno de los telediarios, de los anuncios  y de no saber elegir.

Saber elegir, personalmente, es lo que creo que marcará la diferencia. Y repito, para eso hace falta educación.

Elegir nuestra comida. Elegir el tipo de ejercicio físico que realizamos. Elegir si queremos tener descendencia o no.

 

Últimas ideas en el tema.

Con todos los avances de la ciencia (operaciones, medicinas, erradicación de enfermedades…) en los países desarrollados, la gran parte de la población no tendrá problemas para llegar a edad fértil y propagar sus genes a pesar que tome decisiones muy pobres en cuanto a su salud.

Sin embargo, esto es como estudiar a por el aprobado.

Creo, personalmente, que debemos ir a por más. Debemos luchar por una buena salud, por un buen cuerpo, una mente brillante y una vida que nos llene. Ser antifrágiles. Aquí Marcos te lo explica muy bien. También lo considero una cuestión de autoestima.

No hemos evolucionado para ello, ya que lo hemos hecho para ahorrar tiempo y energía, pero también, hoy en día, como dice Dawkins, tenemos la libertad para elegir conscientemente.

Debemos adaparnos a saber elegir. Y a educar. Igual que nuestros antepasados fueron capaces de adaptarse al entorno que les tocó vivir, nosotros debemos hacer lo mismo.

Creo que ese es el camino.

Para eso he creado este blog.

Para que la gente se de cuenta de que no solo basta con sobrevivir y pasar nuestros genes a la próxima generación. Hay que vivir, experimentar con nuestro cuerpo y nuestra mente. Exponerlos a diferentes desafíos.

Como especie, ya hemos llegado a un punto en el que con todos los avances de la ciencia y la tecnología, tenemos garantizada nuestra descendencia, así que,

¿por qué no disfrutar del mejor momento de la historia para estar vivo?

 

 

0
Shares
Click Here to Leave a Comment Below 7 comments
Daniel - last year

Magistral articulo. Enhorabuena!!! La verdad es que al fin y al cabo (dejando a un lado las adaptaciones que hemos adquirido o de donde venimos) cada uno debe hacer lo que más le guste, ya que es lo único que será sostenible en el tiempo 🙂 Saludos crack!

Reply
    Jose Otero - last year

    Gracias tío! Muy cierto eso que comentas.
    El problema es que hay gente que ni siquiera sabe lo que le gusta; ya que hacen lo que oyen, lo que le dice su amigo el musculitos o lo que ven por la tele.
    Hoy en día tanta gente trata de imponer su ‘método mágico’ que al final ya no se deja espacio para la experimentación, que considero que es la forma de llegar a encontrar lo que nos gusta, que como tu dices, será lo que lo haga sostenible en el tiempo.

    Me alegro de verte por aquí Daniel!
    Un abrazo!

    Reply
Mario - last year

Buenísimo el artículo! Me ha encantado leer a alguien que piensa como yo! Bravo!

No has podido explicarlo mejor. Yo soy de los que cuenta porque estamos hecho parra correr y comento justamente la historia de como cazábamos antes, que por cierto la leí en Nacidos para Correr (que te recomiendo si no lo has leído).

Estoy escribiendo un artículo sobre las “Grandes mentiras de la industria para que no Adelgaces y que adelgaces” (o algo así será) que hablará sobre todo de que necesitamos educarnos e informarnos/formarnos un poco a la hora de comer.

Con educación seguro que muchos de los productos de hoy en día sufrirían un bajón de ventas.

Un saludo y enhorabuena!

Reply
    Jose Otero - last year

    Pues si Mario, la educación y saber filtrar la información lo es todo hoy en día.
    Di dejamos a las grandes empresas que decidan por nosotros, vamos de pena…

    Y es eso, si no compramos sus mierdas, no tendrían dinero para marketing, pero no es tan sencillo…

    Abrazo!

    Reply
yeray - last year

creo que el hombre corre, sprinta, escala y salta en la medida que lo ha necesitado,y según el medio. es cierto que no podemos compararnos a los animales salvajes carnívoros como un tigre o un león en cuestiones físicas; al nacer el hombre necesita cuidados constantes para poder desarrollarse hasta ser adulto. hemos desarrollado el arma mas poderosa de la naturaleza, el cerebro y es por ello que hemos podido evolucionar culturalmente y controlar el medio a nuestro favor. Este nos dio la capacidad de observar la naturaleza y poder prever consecuencias través de la imaginación….pudimos entender que con una lanza y una trampa hecha en una zanja podíamos cazar animales mas rápidos y resistentes, aprendimos a hacer fuego y todo cambio ya podíamos comer la carne de forma mas facil….trabajar en cooperación entre nosotros formando cuadrillas para ser mas eficaces. en definitiva,la carrera continua es una estrategia de agotamiento, un corredor puede correr kilómetros durante un día detrás de una presa y no desfallecer pues tenemos el sistema de refrigeración increíble ademas de la adaptación para quemar la menos energía posible en carrera continua…todos vemos a esos maratonianos tan delgados sin grasa que gastar esta claro que el cuerpo se adapta….pero si creo también que estamos hechos para el sprin no para coger a una cebra o gacela a la carrera pero si para hacerla caer en una trampa , pues esas capacidades de los grandes carnívoros nunca fueron desarrolladas por el hombre, ni falta que nos hacia. el cerebro es lo que nos distiguio de todo el reino animal al poder planificar . hoy nos toca evolucionar culturalmente usar la inteligencia y esa capacidad de previsión e imaginación para cambiar la industria a favor de la eficiencia… ya que hemos dejado atrás la inseguridad de la sabana y nos adentramos en la jungla hecha por el hombre donde tenemos otros enemigos la ignorancia principalmete, como bien has dicho, lo podemos mitigarlo con el conocimiento y eso empieza por comunicar para despertar conciencia y cambiar actitudes …en este mundo nuevo donde “el hombre es el lobo del hombre” thomas hobbes. buen articulo.

Reply
    Jose Otero - last year

    Exacto! La forma de combatir los problemas de salud hoy en día, es con un cambio cultural, no biológico. Los cambios biológicos siempre llevan muchísimo tiempo y son una reacción al entorno. Por otro lado, los cambios culturales son producidos ‘artificialmente’ por el hombre y se pueden producir muy rapidamente (fíjate como en menos de 100 años hemos cambiado de una forma radical la forma en la que nos alimentamos).

    La suerte que tenemos, es que como tu bien dices, tenemos algo que el resto de animales no tienen. Un cerebro superdesarrollado que nos permite realizar decisiones conscientes. Ahora bien, como comentaba en el artículo del elefante, siempre estaremos guiados por nuestro instinto (comer azúcar, grasa, ahorrar tiempo y energía…) por lo tanto debemos aprender a controlar la forma en que tomamos decisiones.

    Muy buena aportación. Un abrazo!

    Reply
reformarium.com - a few months ago

Interesante . Aprendo algo con cada web todos los días. Siempre es grato poder leer el contenido de otros bloggers. Osaría usar algo de tu post en mi blog, naturalmente dejare un enlace , si me lo permites. Gracias por compartir.

Reply

Leave a Reply:

Tu plantilla Anti-Atracones GRATIS (+ la mini guía para cubrirla) >>
x