Los 4 Pasos para que Puedas Vivir Sin Dietas. Los 4 Niveles de Aprendizaje.
4

Los 4 Pasos para que Puedas Vivir Sin Dietas. Los 4 Niveles de Aprendizaje.

Este es de los largos, así que introducciones las justas.

A continuación te expondré los 4 niveles de aprendizaje (aplicados a la alimentación).

Al acabar el post sabrás en cual estás, sabrás que es lo que te impide pasar de un nivel a otro y cómo conseguir llegar al 4º nivel: No saber que sabes= Vivir sin dietas 😉

Vamos allá:

Incompetencia inconsciente. No saber que no sabes.

Miguel, de 27 años se levanta a las 7 de la mañana para ir a trabajar a su oficina, cosa que no le llena, pero necesita ir para pagar su alquiler.

Miguel, se levanta con el tiempo justo y de mal humor, ya que la noche anterior se ha quedado hasta tarde viendo la tele, lo cual le influye muy negativamente a su calidad de sueño (de lo que hablaré en un futuro).

Obviamente con este panorama, Miguel tiene cosas más importantes en las que pensar que en como hacerse un buen desayuno para tener mejor humor, tener más energía durante toda la mañana y que su tiempo en el trabajo sea más llevadero. Claro…

como evitar los atracones

Antes de seguir con el post...

... si te gusta lo que estás leyendo, cuando termines de leer el post,
pon tu nombre y tu correo para  que te avise personalmente
cada vez que publique un post como este.

Además, te enviaré ahora mismo esta plantilla Anti-Atracones, (también te enviaré la mini-guía para que puedas cubrirla ;)

Se echa un tazón de leche desnatada de cartón con unos cereales de desayuno y lo acompaña con un par de tostadas de pan blanco y algo de margarina (que todos sabemos que es más saludable que la mantequilla. IRONÍA ON).

Como es obvio, un desayuno de estas características le deja tocado. A media mañana ya le entrará el hambre y con el consecuente mal humor, que por supuesto, será culpa del cabrón de su jefe o del tonto de su compañero. Claro que si hombre…

***

El primer nivel de todos es: la ignorancia. No saber ni siquiera que existe ‘algo’.

En este grupo entran los bebés y los niños. Y algunos adultos, como Miguel.

Un niño hasta cierta edad no sabe que hay ciertos alimentos que debería de comer y otros que no.

Al igual que un niño tampoco sabe conducir, porque ni siquiera sabe que existe esa posibilidad.

Se puede decir que ocurre una omisión por desconocimiento. Como no sabes que algo existe, no puedes hacerlo.

Aquí entra en juego el sistema de activación reticular (SAR). (Para entenderlo mejor pincha el enlace).

De todas formas te pongo otro ejemplo: Imagina que quieres comprarte un coche determindo, un Audi TT digamos. Pues cuando salgas a la calle te dará la sensación de que hay muchos más Audis que hace unos días. Pasa igual con las mujeres que se quieren quedar embarazadas. Verán muchas más mujeres embarazadas por la calle.

Obviamente por el hecho de que tú quieras algo, no quiere decir que vaya a haber más coches deportivos o mujeres embarazadas, lo que ocurre es que tu SAR filtra la información que percibes en función de lo que ronda por tu cabeza.

Fíjate en Miguel. El NO SABE, NO CONOCE otra forma mejor de desayunar.

Su SAR está centrado en otras cosas de menor importancia, pero con más peso en su día a día y no tiene espacio para preguntarse si está desayunando lo correcto.

Claro, al llegar a casa cansado de trabajar (en parte por el desayuno, y probablemente por la comida que haya tomado) se pone a ver la tele.

¿Y qué es lo que ve?

Anuncios de lo importante que es el calcio de la leche de cartón, de lo divertidos que son los cereales de desayuno, lo ‘natural’ que es el pan de molde y la silueta que lucirá con la nueva margarina ‘light’.

Creo que no puede quedar más claro lo que es la inconsciencia.

Miguel es claramente un incompetente inconsciente.

Y no digo esto como insulto ni nada por el estilo.

TU, YO Y EL RESTO DEL MUNDO nacemos siendo incompetentes inconscientes, pero es NUESTRA RESPONSABILIDAD el educarnos en temas importantes como nuestra salud para llegar a los niveles de los que te hablaré ahora.

El caso es que, si no eres consciente de que hay formas mejores y peores de alimentarse, de hacer ejercicio y de disfrutar de tu vida, NUNCA podrás estar sano, conseguir el cuerpo que deseas, ni ser feliz.

Vamos ahora con los 3 niveles que quedan.

 

Incompetencia consciente. Saber que no sabes.

Juan es un chaval de 24 años. Está acabando su carrera y le gusta salir de fiesta con los amigos todas las semanas.

Y la verdad es que Juan tiene bastantes cosas que hacer. Va a clases, estudia por las noches y dice que llega cansado a casa.

Por eso cuando llega a casa por la noche, prefiere pillar algo en el chino de abajo.

Barato, rápido y estimulante para los sentidos.

Juan sabe que sería mucho más sano tomarse un salmón con patata cocida, brécol, tomate y un chorrito de aceite de oliva virgen extra, seguido de una manzana.

Lo sabe. Un amigo suyo que controla de nutrición se lo ha dicho.

Pero no lo hace. ¿Sabes por qué?

Porque es más cómodo llamar al chino.

Juan es un claro ejemplo de no poner primero lo primero.

Puede invertir 3 horas delante de la televisión sin hacer nada más, cuando con solo 30 minutos se podría haber hecho una cena deliciosa y sana.

***

Este segundo nivel, marca la diferencia.

Ahora ya sabes que ‘algo’ existe.

Siempre que queramos aprender una habilidad nueva, al pasar del nivel 1 al 2, nos daremos cuenta de que no sabemos nada. Y que aún que nos queda mucho por aprender. Y esto es jodido.

Aquí es donde se ve que clase de persona eres. O bien eres como Juan, que prefiere utilizar la estrategia de la avestruz, evadiendo los obstáculos necesarios para conseguir algo de valor, o por otro lado eres de los que se sienten motivados por mejorar y estás hambriento por aprender más y poder mejorar tu salud y tu vida.

En esta etapa se ve muy involucrado el ego, que es el mayor limitador de tu vida.

Al ser conocedor de que existe algo nuevo, TIENES LA OPCIÓN DE ELEGIR. O lo haces o no lo haces.

Fíjate en el ejemplo de antes. Juan SABE QUE DEBERÍA ELEGIR LA OPCIÓN ‘A’, pero elige la ‘B’.

La razón por la que lo hace es muy sencilla: Porque es más FÁCIL. Porque requiere MENOS ESFUERZO. Y porque consigue MAYOR GRATIFICACIÓN INMEDIATA.

Además la mayoría de las consecuencias de una mala alimentación se ven muy a largo plazo, puede que a años vista, en cambio, los ‘beneficios’ una comida rica azúcares, grasas y sal se aprecian al momento, por no decir que son más baratos (por lo general) y de más fácil y rápida preparación.

Recuerda esto: La gente prefiere seguir con sus viejos hábitos, antes que aceptar que esos hábitos no son positivos para su vida y que deberían cambiarlos.

Como dice Warren Buffet (3er hombre más rico del mundo. Algo sabrá).

4 niveles de aprendizaje. warren buffet habitos

 

 

 

 

 

”Las cadenas de los hábitos son demasiado ligeras como para notarlas, hasta que son demasiado pesadas como para poder romperlas”.

A veces tenemos unos hábitos negativos tan marcados e interiorizados que nos es más fácil seguir con ellos (aplicando la técnica de la avestruz: hacer que nada pasa) que esforzarnos en cambiarlos.

Una de las razones es, como decía antes, el ego.

Imagínate que Juan lleva toda su vida tomando el mismo desayuno que Miguel (el chico del primer ejemplo): Leche desnatada de cartón, cereales de desayuno y pan blanco con margarina.

Si ahora Juan se entera de que su desayuno es, digamos, poco saludable, y que ha sido engañado por las grandes multinacionales y los medios de comunicación, ¿cuál crees que será su respuesta? ¿Reconocer que ha sido un bobo por creerse todo lo que ve en la tele? ¿Reconocer que lleva 20 años haciendo las cosas mal?

Está claro que no. O al menos eso es lo que hará el 99% de la gente.

Juan racionalizará y tratará de justificarse a si mismo que lo que el hace está bien, y que los que desayunamos huevos con fruta y verduras somos unos ‘paranoicos’ y unos ‘obsesionados’ con comer bien. Que hay que disfrutar de la vida, dice.

 

Recuerda:

Si quieres mejorar tu alimentación, tu salud y tu vida debes dejar al lado tu ego, ver que errores estás cometiendo, aceptarlos y decidir como los vas a cambiar. Todos hemos cometido errores y los seguiremos cometiendo. Pero como te digo. Hay que tener un poquito de humildad y asumirlos. Una vez asumidos, ya estamos preparados para cambiarlos.

Quiero que seas la clase de persona que se crece cuando descubre algo nuevo, incluso cuando se equivoca. Y a pesar de que al principio es duro, si la meta merece la pena, conseguirás la forma de cambiar.

Repito, es cuestión de prioridades. ¿Inviertes 3 horas en ver la tele pero no inviertes 30 minutos en hacerte una comida rica y sana? Tú mismo.

Pon primero lo primero, y se proactivo. Actúa para conseguir lo que quieres, aunque cueste.

 

Joder, como estoy dejando el teclado. Está que hecha humo jeje.

Venga, que ahora empieza lo bueno.

Vamos a por el nivel 3.

 

Competencia consciente. Saber que sabes.

Marta es una joven estudiante. Es compañera de Juan, el chico del que hablamos antes.

A pesar de trabajar a jornada partida (a parte de estudiar), Marta al levantarse cada mañana ya sabe exactamente lo que va a desayunar. Y lo sabe porque lo ha decidido la noche anterior. Sabe que se levantará en modo ‘zombie’ (como todos 😉 ) y lo que su cuerpo le pedirá es el mínimo esfuerzo posible y calorías. Muchas calorías.

Repito. Lo que nos pasa a todos. El caso es que María ES CONSCIENTE DE COMO FUNCIONA SU CUERPO Y SU MENTE, y SE ANTICIPA A ELLO. En lugar de poner excusas, hace lo necesario para construír hábitos positivos.

Además María ya ha hecho la compra semanal y se ha estructurado las comidas a lo largo de la semana, de modo que cuando llegue cansada a casa de trabajar (aún más que Juan), no se verá tentada a ‘tirar de comida china’. Ya tiene sus 2 filetes a descongelar, su arroz integral listo para preparar, su tomate, sus judías y su medio aguacate.

De nuevo. María YA SABE que llegará muy cansada a casa, por ello se ANTICIPA a los problemas, actuando ANTES de que ocurran.

Después de cenar, en vez de quedarse 2 horas viendo la tele, María se queda a estudiar un par de horas esa carrera que le apasiona y aprovecha los 5 MINUTOS antes de irse a cama para preparar ‘el menú’ del día siguiente.

***

¿Qué podemos aprender de María?

¿Por donde empiezo?

Proactividad. María es dueña de su vida. No deja que las circunstancias externas, como la falta de tiempo, o el cansancio afecten a su alimentación. Ella ELIGE.

https://www.youtube.com/watch?v=8ZNgX6mxq5Q

Es una persona que se deja enseñar.

¿Conoces a alguien que haya nacido sabiendo como debe alimentarse correctamente?

Yo no, y seguro que tú tampoco. Nadie sabe nada el nacer. La diferencia es que unos queremos aprender, y otros no.

La diferencia entre el nivel anterior y este, es HACERLO.

Es la repetición. Es seguir leyendo y aprendiendo.

Ya sea conduciendo, jugando a baloncesto, o poniendo a punto tu alimentación, tienes que repetir y repetir. Corregir y seguir repitiendo, hasta que formes buenos hábitos. Es un proceso cansino a veces, y largo. Por eso tan poca gente lo hace.

Volviendo a María. Ella hace 2 años era como Juan. Era incompetente consciente. Sabía que no sabía. Pero no quería quedarse ahí. Fue más allá. Leyó libros sobre alimentación y sobre la formación de hábitos, leyó blogs de calidad, fue a seminarios… me sigues, ¿verdad?

Dejó su ego a un lado y dijo: Voy a tener mi alimentación bajo control si o si.

Y lo hizo.

 

De todas formas cuando María y Juan coincidieron en la cena de clase y María dijo que no quería las croquetas ni las patatas fritas, Juan se lo recriminó con el típico: ”¡Puaff! No me digas que eres de esas obsesionadas por las dietas”.

Ella mantuvo la compostura y le dijo que sí, que a ella le gustaba cuidarse y que no iba a comer eso.

Muy bien hecho, pero aquí viene el problema de María. A pesar de que ‘sabe que sabe’, todavía no tiene demasiado margen de maniobra.

Se puede decir que está siguiendo una dieta estricta, que le limita en situaciones sociales como puedes ser una cena de clase.

Todavía tiene que ‘pensar’ que comer. Aún no le sale automático.

Todavía le falta un plus para poder disfrutar al máximo de la comida. (Si estás suscrito a la lista de correo, ya habrás visto mi foto tomando un pedazo de helado en Ámsterdam). Me gustan los helados. Mucho. Y si a ti también te gusta alguna ‘guarrada’ y quieres disfrutar de ellas (de vez en cuando), que para eso están, sigue leyendo.

Y eso lo conseguirás llegando al siguiente nivel.

El nivel en el que, por fin, podrás vivir sin dietas.

 

Competencia inconsciente. No saber que sabes.

Hace una semana volví a jugar al baloncesto tras un año entero sin hacerlo.

Los primeros 10 minutos me notaba algo oxidado, pero a partir de ahí ya entré en ‘flow‘ y los movimientos ya me salían solos.

Obviamente esto no es fruto de la casualidad. Es porque llevo jugando al baloncesto desde los 9 años. Y ha llegado un punto en el que aunque esté meses sin tocar un balón, hay movimientos que me salen solos. Los tengo tan interiorizados que me salen sin pensar.

Es como conducir. Al principio estás pensando en un millón de cosas. Si el embrague, si el cambio de marchas, si el retrovisor, si no pegar unos buenos volantazos etc, pero llega un punto en el que simplemente, CONDUCES. Lo haces y ya está. Puedes estar hablando con tus acompañantes o poniendo un CD, porque ya NO NECESITAS CONCENTRARTE en cada paso.

 

¿Sabes cuando puedes saber que estás en este nivel?

Cuando te infravaloras. Cuando algo (que realmente es muy complicado) te parece muy fácil.

Sabes tanto de algo, que ya te parece super sencillo, y crees que todo el mundo también lo sabe.

Volviendo al ejemplo de conducir. ¿Recuerdas cuando le preguntabas a tu padre cómo hacía para cambiar de marcha? ¿O como usaba el embrague? Y él respondía: ”No sé”.

Era raro, ya que sabía conducir perfectamente y sin embargo no era capaz de explicar lo más básico. Pues bien, una vez aprendes a conducir te das cuenta de lo que estaba pasando. Tu padre ya ‘sabía que no sabía’.

 

De hecho esto me pasó a mi hace unos meses, cuando estaba decidiendo si lanzaba el blog o no. Me asaltaron las dudas, ya que creía que no sabía demasiado sobre alimentación, ejercicio físico, salud y desarrollo personal.

Sin embargo, cuando llevas años y años estudiando un tema concreto, y sin embargo consideras que no tienes un nivel muy alto de conocimientos, quiere decir que ya tienes tan interiorizados los conceptos que te parecen básicos. Te parece que todo el mundo sabe eso. Pero luego te das cuenta, de que no es así.

 

Yo por ejemplo ya no necesito tener tablas semanales con las comidas programadas. Puedo levantarte un día cualquiera, abrir la nevera y prepararme un desayuno increíble sin necesidad de contar calorías o de preocuparme si este alimento no es bueno, porque tras tantos años aprendiendo y trabajando para llegar a este punto, me lo permiten.

De hecho, lo mejor de llegar a este nivel de ‘competencia inconsciente’, te hará la vida mucho más fácil, ya que invertirás muy poca energía y tiempo en decidir lo que vas a comer. El trabajo ya lo has hecho llegando hasta aquí. Ahora toca recoger los frutos y disfrutar del trabajo realizado.

Llegar a este nivel en el que ‘no sabes que sabes’ también te permitirá darte ciertos lujos (helados, comidas familiares épicas etc…) ya que sabrás como compensar esos ‘deslices’.

Por eso, leyendo lo que hay por internet (foros, blogs y hablando con mis amigos y mi familia) me di cuenta de que podía ser de gran ayuda a mucha gente, y por ello decidí lanzar este blog.

Y eso es lo que quiero. Ya no solo lo que quiero. Sino que siento que tengo que hacerlo.

Quiero ayudar a gente como tú a que mejore su alimentación, su salud y su vida.

Por eso, además del blog, también he creado este programa gratuíto.

 

******

Ahora unas preguntas:

¿En qué nivel consideras que estás tú?

¿Que acciones crees que deberías tomar para pasar al siguiente nivel de aprendizaje?

 

Deja tus opiniones en la sección de comentarios, así los demás lectores también podrán guiarse por tu punto de vista 😉

Y si tienes alguna pregunta sobre el tema, mándame un mail aquí.

0
Shares
Click Here to Leave a Comment Below 4 comments
Jules Ruane - last year

Buenas tardes Jose,

Felicidades por tu blog! Espero que llegue muy lejos y la gente aprenda mucho de tí.

Sigue así,

Jules

Reply
    Jose Otero - last year

    Jules! Muchas gracias! Espero que así sea. Considero que hay mucha gente ahí fuera con ganas de aprender y de mejorar su salud y su vida; y eso es precisamente lo que me motiva para seguir.

    Por cierto, has aprendido alguna forma de mejorar tu alimentación o de llegar a un nivel más alto de aprendizaje gracias a este post?

    Reply
Karen - last year

BUeno considero que el blog es muy bueno, me garada lso tomas que tocas, yo tengo un blog que es de chicas y aspectos relacionados a la sexualidad, igual te invito a viistarlo a las chicas que visitan este blog .
http://www.medicacenterfem.com/como-saber-si-estoy-embarazada.php

Reply
    Jose Otero - last year

    Karen, muchas gracias por el comentario. Me alegro de que te guste el blog y los temas que toco. De todas formas siempre se agradece que comentaras algo relacionado con el post antes de anunciar tu web de esta forma 🙂

    Un saludo, y espero que nos sigamos leyendo.

    Reply

Leave a Reply:

Tu plantilla Anti-Atracones GRATIS (+ la mini guía para cubrirla) >>
x